Grupo 9: Arduneitor 3000

Arduneitor 3000

Grupo 9 Mostoles 2017/18
Gabriel Rubio Palacios
Jakub Jan Luczyn
Raúl Martín Santamaría

1. Información general.

El proyecto “Arduneitor 3000” surge de una idea sencilla: “Evitar que nuestros platos se quemen al cocinar”. En resumen, se trata de de un termómetro que puede introducirse en un horno u otros entornos de temperaturas extremas; este está conectado de forma inalámbrica a un dispositivo de alarma.
De forma más detallada, el componente que está en la cocina permite seleccionar una temperatura objetivo con un teclado y empieza a mandar de forma periódica actualizaciones de la temperatura que registra con la sonda que lleva incorporada. La sonda tiene una longitud de 1.5 metros, por lo que puede introducirse en un horno sin poner en peligro el cuerpo principal del dispositivo.
El segundo componente es una alarma que recibe las actualizaciones de la placa principal y, una vez alcanzada la temperatura seleccionada, pone en marcha una alarma auditiva y luminosa.

2. Desarrollo del proyecto.

2.1. Componentes usadas y presupuesto total.

La mayoría del precio original del proyecto se vio reducida a poco más de 10€ gracias a que muchos de los materiales son reciclados o ya estaban en el inventario.
Hay que destacar que este precio se infla un poco si se tiene en cuenta la compra de módulos Bluetooth adicionales para asegurar su uso en caso de que alguno estuviera defectuoso.
También se debe tener en cuenta que los precios indicados son de venta al pos mayor o de productos de “marca blanca”, lo que también disminuye de manera considerable el coste total.

2.2. Comprobación de componentes.

Antes de empezar con el montaje del proyecto y con la codificación de la lógica es importante comprobar que los componentes a usar no están defectuosos y funcionan apropiadamente.
Probar las pantallas, placas y otros elementos como resistencias o teclado fue sencillo. Se pueden crear programas simples que imprimen mensajes en el LCD o emiten sonido por el zumbador para probarlos.
Para asegurar que cada módulo bluetooth funciona de manera correcta se pueden conectar uno a uno con una placa que lleve una pantalla conectada. Después viene la tediosa tarea de emparejarse a ellos con un ordenador y abrir conexiones Serial para mandar datos (por ejemplo con el programa Putty) que se muestren en las pantallas. De igual manera es importante configurar al Arduino para que mande un mensaje de forma periódica con el fin de asegurar que el módulo tiene la comunicación bidireccional plenamente operativa.
Una prueba de fuego comunicando dos bluetooth (la temperatura estaba generada po un contador interno, no por la sonda).

2.3. Planificación y montaje del dispositivo.

Este paso es bastante sencillo, pero a la vez muy engorroso. Lo sencillo es asegurarse de que se posee suficientes entradas de cada tipo para conectar todos los dispositivos necesarios. La parte tediosa es el hecho de conectarlos sin enredar algún cable.
Un esquema del componente con el termómetro:
Y el esquema de la alarma:

2.4. Codificación.

Es bastante difícil encontrar un tema que no se haya probado ya con Arduino, por lo que existen incontables guías y ejemplos de código que se pueden encontrar con una búsqueda, más o menos exhaustiva, en Google.
También es importante decir que muchas veces el método de ensayo y error es el que mejor resuelve un problema. Este consejo se puede aplicar una vez has respondido a la pregunta “¿Necesito una resistencia?”, sobre todo si hay un LED en juego.
El código de este proyecto se puede encontrar en el siguiente repositorio de Github:

2.5. Problemas Encontrados.

  1. En un principio no tuvimos en cuenta que no se puede conectar dos Bluetooth HC-06.
    • La solución fue comprar un móulo HC-05 que puede actuar de “maestro” en la comunicación.
  2. La calibración de la sonda térmica fue un proceso muy tedioso y nos llevo más tiempo del esperado, además a veces los valores oscilaban mucho.
    • La solución fue fijar las conexiones y dedicarle el tiempo que requería a la tarea. Además ponerle rigor al proceso, apuntando el valor de la resistencia a distintas temperaturas.
  3. Modificaciones de código que después teníamos que revertir.
    • Uso de un repositorio con control de versiones que permita recuperar códigos anteriores en caso de darnos cuenta de un fallo.

3. Proyecto Finalizado.

Un video que muestra el dispositivo funcionando:

Gracias por su atención, esto es todo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *